Imágenes

Sencillo Cheesecake De Oreo

 

INGREDIENTES:

120 g de mantequilla

180 g de azúcar

300 g de queso crema

3 huevos

16 galletas oreo

1 cdta de vainilla en pasta

150 g de harina

110 g de azúcar glas

75 g de cacao

1 pizca de sal

PREPARACION:

Para comenzar precalentamos el horno a 180ºC

Ahora mezclamos 1 huevo con el queso crema, la vainilla y el azúcar glas, batimos con unas varillas hasta que esté totalmente integrado, troceamos 8 galletas oreo y las incorporamos a la crema, mezclamos con una espátula y reservar.

Ahora en un bol mezclamos el cacao con la harina y la pizca de sal. Reservamos

Colocamos en otro recipiente la mantequilla con el azúcar, batimos hasta que tengamos una crema espumosa. Añadimos los 2 huevos 1 a 1 siempre mezclando bien después de cada adición.

Agregamos poco a poco la mezcla de cacao, batiendo energicamente para que nos quede homogéneo.

Troceamos el resto de oreos y las añadimos a la masa y mezclamos hasta que estén totalmente integradas.

Preparamos un molde de 20 cm con spray antiadherente, vertemos primero la masa de brownie, alisamos con una cuchara y vertemos con cuidado la mezcla de queso.

Meter al horno por un lapso de 45 minutos.

Una vez listo, sacamos del horno y debemos dejar enfriar unos 5 minutos en el molde, desmoldamos .

Una vez que este fría, metemos en la nevera por un lapso de dos horas aproximado.
Mirar la decoración del cheesecake en la foto referencial, o decorar según sea su gusto.

Estamos seguros que te va a encantar este espectacular y delicioso cheesecake, como podrás ver su preparacion es muy sencilla y vale la pena preparar!!

3 maneras de hacer un gran pastel de queso

¿Te gusta el pastel de queso? Aquí hay tres grandes recetas para poner en su bolsillo trasero: clásica tarta de queso, tarta de queso sin hornear y tarta de queso a presión.

3 maneras de hacer tarta de queso

Crédito de la fotografía: Elise Bauer y Emma Christensen

Hay muchas maneras de hacer una gran tarta de queso: no todas las recetas requieren el temido baño de agua u otros pasos inquietos

Hemos redondeado tres de nuestras formas favoritas de hacer pastel de queso: clásico (con baño de agua), sin cocción y una versión de olla a presión. Todos son accesibles, todos funcionan, y ninguno de ellos te hará llorar.

No hay necesidad de lágrimas temerosas aquí. Cheesecake debería hacerte sonreír.

Pastel de queso perfecto

1 Pastel de queso perfecto : el nombre lo dice todo. Esta belleza clásica de estilo neoyorquino se las arregla para ser denso, aireado y rico, todo al mismo tiempo. Las galletas Graham proporcionan un fondo grueso y robusto, mientras que una fina capa de crema agria cubre suavemente la parte superior. Una pequeña llovizna de salsa de frambuesa en la parte superior tampoco duele.

Si está buscando una tarta de queso por excelencia, la que ve en los comensales y en otros escenarios clásicos dominantes en los postres, este es el lugar.

Sin tarta de queso al horno

2 Pastel de queso sin hornear : ¿un pastel de queso que no necesita ser horneado? No hay baños de agua, sin preocuparse de que se agriete en la parte superior? ¡Está bien! Cuando estás presionado por el tiempo y quieres que el refrigerador haga el trabajo, lo que preparas es no hornear.

Este es un trabajo simple de ensamblaje: queso crema, azúcar en polvo y crema batida, unidos por gelatina. Dale un tiempo para relajarse en la nevera. Cúbrelo como quieras. Hay algo muy atractivo en la sensación de engañar al sistema: la gelatina, y junto con el frío de la nevera, son los héroes olvidados aquí.

Tarta de queso en la olla a presión

3 Tarta de queso de la olla a presión: la olla a presión demuestra su valía aquí. Parece un escenario poco probable, cocinar una tarta de queso entera en una olla a presión, pero esta receta pasa la prueba con gran éxito.

Sí, puedes cocinar casi cualquier cosa en una olla a presión, y sí, eso incluye tarta de queso. Toda la tarta de queso se coloca en la olla a presión durante aproximadamente media hora para hornear.

La gran ventaja? Una textura aterciopelada y sin riesgo de grietas.

Torta Húmeda de Chocolate

Ingredientes:

3 tazas de harina (375 gr.)

1 taza de cacao en polvo (86 gr.)

2 cucharaditas de bicarbonato de soda (9 gr.)

½ cucharadita de sal (3 gr.)

3 huevos

1 ½ taza de aceite de girasol (375 ml)

1 ½ taza de buttermilk (375 ml)

2 cucharaditas de esencia de vainilla

2 ½ tazas de azúcar (500 gr.)

Fudge de Chocolate (para rellenar y bañar la torta)

Preparación:

Precalentar el horno a 350°F/180°C.

Engrasar tres moldes de 22 centímetros de diámetro, colocar papel manteca en el fondo de cada uno, engrasar y enharinar.

En un tazón cernir la harina junto con el bicarbonato, sal y cacao en polvo y reservar.

En otro tazón mezclar los huevos junto con el aceite, buttermilk y vainilla.

Agregar los ingredientes secos en dos tandas y mezclar con movimientos envolventes.

Agregar el azúcar y mezclar bien hasta integrar.

Colocar la masa en los moldes y hornear por 25 minutos, hasta que al insertar un probador, este salga limpio.

Dejar enfriar unos 10 minutos en el molde, luego desmoldar sobre una rejilla y dejar que enfríen completamente.

Si se desea, emparejar la parte de arriba de dos de los queques, colocar uno de ellos en la base, rellenar, tapar con el segundo, rellenar y colocar el tercero.

Bañar la torta y decorar a gusto.-