huevos

Cocina, Consejos¿Huevos invertidos? Hacerlos es así de fácil

No se trata de un truco de magia ni de un huevo especial por el que tendrás que pagar una fortuna. Se trata de un simple huevo, un toque de ingenio y algunos “ingredientes” especiales (una linterna, cinta adhesiva y una media de mujer). Sigue estos pasos y verás que los trucos de los cocineros de vanguardia están en realidad al alcance de todos:

1. Ilumina tu huevo con la linterna: se verá muy brillante porque la luz atraviesa fácilmente la clara, que es translúcida.
2. Envuélvelo con la cinta adhesiva. Puede parecer raro, pero el experimento funciona así.

3. Mete el huevo en la media, anuda un extremo y cierra el otro con algo fácil de quitar después, como el alambre del pan de molde. Es importante que el huevo no baile dentro de la media.

4. Hazlo girar. Sí, sí, esto es muy divertido… pero no te emociones o lo acabarás rompiendo contra algo y provocando un desastre doméstico.

5. Vuelve a iluminar el huevo. Si todo ha salido según lo previsto, ahora será opaco (la yema se ha colocado alrededor de la clara y no deja pasar la luz).

6. Cuece el huevo. No quites la cinta adhesiva y gíralo frecuentemente para evitar que la yema y la clara vuelvan a su posición original. Apaga el fuego tras 10 minutos, pero déjalo 5 minutos más en la olla, tras lo cual debes sumergirlo en un bol de agua helada para detener definitivamente la cocción

Ahora sí, retira la cinta adhesiva y parte la cáscara como harías con un huevo duro normal.

¡A DISFRUTAR!

Admira tu increíble creación antes de servirla y dejar a todos con cara de asombro y miles de preguntas.

Si te gustó esta receta, ¡Comparte con tus amigos/as!

 

Fuente: www.rebanando.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *