Digimax A50 / KENOX Q2

El ajo como remedio natural para la hipertensión y la aterosclerosis

El ajo como beneficiario a estabilizar la hipertensión.

La hipertensión arterial es una patología crónica que consiste en el aumento de la presión arterial. Los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos. Existen remedios naturales que pueden ayudar en el tratamiento de esta patología como lo es el ajo (Allium sativum) que contiene aliina, alicina, dialil sulfuro, disulfuro de dialilo, trisulfuro de dialilo, ajoeno y S- allylcysteine. Estos compuestos azufrados son capaces de suprimir la biosíntesis de colesterol, que atribuye a la inhibición de la escualeno-monooxigenasa y acetil- CoA sintetasa.

El ajo (Allium sativum) se ha utilizado como especia, comida y medicina por más de 5.000 años, y es una de las hierbas más temprana documentados utilizados para el mantenimiento de la salud y el tratamiento de la enfermedad. En algunos de los textos más antiguos de la medicina, por ejemplo, el egipcio de Ebers papiro que data alrededor del año 1500 antes de Cristo y los libros sagrados de la India, “los Vedas” (1200- 200 A.C), el ajo se recomienda para muchas aplicaciones medicinales, incluyendo trastornos circulatorios.

En la antigua Grecia, el ajo fue utilizado como diurético (medicina que facilita la eliminación de orina), según lo registrado por Hipócrates, el padre de la medicina moderna. (10) Además de sus beneficios cardiovasculares, el ajo ha sido tradicionalmente utilizado para fortalecer el sistema inmunológico y la salud gastrointestinal. (8) Hoy en día, esta hierba intrigante es, probablemente, la planta medicinal más ampliamente investigado.

Recientemente, el ajo se ha demostrado que tiene propiedades para descender PA. Un meta- análisis que incluye 20 ensayos clínicos sugiere el ajo ser superior al placebo en la reducción de la presión arterial en pacientes hipertensos en promedio por 9.8 mmHg en la Pas y 6-7 mmHg en la PAD. Esta reducción de BP informo en el meta- análisis es comparable a los efectos PA- descenso de los medicamentos antihipertensivos comunes. (11, 12) Mientras que la administración de suplementos de ajo reduce la PA significativamente en pacientes hipertensos, no afecto sensiblemente a los pacientes con PA normal.

Tipos y componentes del ajo, la tolerabilidad y la seguridad

Existen varios tipos de preparados de ajo están disponibles, incluyendo el ajo crudo y recién hecha, aceite de ajo, ajo en polvo, y el extracto de ajo envejecido. Componentes que contienen azufre funcionales descritos en el ajo incluyen aliina, la alicina, dialil sulfuro, disulfuro de dialilo, trisulfuro de dialilo, ajoeno y S ­allylcysteine. (13,15)

La alicina, formado por la reacción enzimática a partir de aliina, el principal compuesto encontrado en el ajo crudo fresco y ajo en polvo, es volátil e inestable. La alicina es destruida por la cocción, y tiene el potencial de desencadenar la intolerancia, molestias gastrointestinales y reacciones alérgicas, (15,16) y el ajo crudo se toma en dosis altas puede reducir el conteo de glóbulos rojos. (17) El ajo aceite esencial contiene disulfuro de dialilo y trisulfuro de dialilo y ningún alicina soluble en agua.

Comercialmente hay preparaciones de aceite de ajo disponibles incluyen a menudo sólo una pequeña cantidad de aceite esencial de ajo en una base de aceite vegetal, que complica la comparabilidad y la estandarización de los productos. En contraste, S ­allylcysteine, el principal compuesto activo en el extracto de ajo envejecido, es estable y estandarizable, y se ha encontrado para ser altamente tolerable.

Se ha demostrado que la Alicina y sus derivados compuestos orgánicos azufrados, presentes en el ajo “Allium sativum”, tienen la capacidad de disminuir la de síntesis de colesterol a nivel hepático.

Fuente: http://vinculando.org

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *