ejercicio-220x300 2

Ejercicio en ayunas… ¿Está bien o no? Aquí te damos la respuesta.

Este es uno de los temas más debatidos entre los profesionales del deporte. Hacer ejercicio en ayunas produce que el consumo de calorías sea más rápido, pero también puede ocasionar la pérdida de masa muscular. Por ello hay que tener cuidado, hacer ejercicio sin comer absolutamente nada puede tener sus beneficios siempre y cuando lo hagamos de manera. ¡Continúa leyendo y entérate de todo lo que debes saber antes de hacer este entrenamiento!

Despertarse por la mañana, lavarse la cara, salir a correr y después tomar el desayuno es la rutina de muchas personas que quieren conservar la figura. Ahora bien, si vas a ejercitarte en ayunas te recomendamos que apuntes y sigas una serie de consejos para impedir problemas. Además, para eliminar grasa te recomendamos que incluyas estos alimentos en tu dieta, son excelentes para conseguir tu objetivo.

Beneficios

Lo primero que debes hacer es definir tus objetivos. Si lo que quieres es quemar grasa, el ejercicio en ayunas es una de tus opciones, pero si lo que quieres es conseguir masa muscular no es aconsejable. Este tipo de ejercicio activa de forma más rápida los mecanismos necesarios para eliminar grasas, pero al mismo tiempo puede llegar a producirse una disminución de la masa muscular.

Hacer deporte en ayunas contribuye a la liberación de antioxidantes en nuestro cuerpo, lo que resulta beneficioso para evitar el envejecimiento muscular, y en general, de todo el organismo. Para lograr esto y disfrutar de todas las ventajas que este tipo de ejercicio ofrece, es recomendable hacer ejercicios de baja intensidad como el cardio (a un ritmo medio) y constante para que la eliminación de grasas sea progresiva. Además, ayuda a la depuración del organismo ya que se quita con más facilidad toxinas, azúcares y grasa.

Advertencias

Ejercitar en ayunas no se puede hacer a la ligera. Hacer ejercicio sin tener las reservas de energía necesarias puede ocasionarnos problemas como mareos y desmayos, o pérdida de fibras musculares, lo que puede llevar a sufrir de alguna lesión.

Por tanto, no es recomendable hacer entrenamientos de alta intensidad sin haber comido antes algún alimento. Para el ejercicio en ayunas es mejor hacer cardio (running, ciclismo, caminar…) y hacerlo durante 45 minutos, no más.

Después de hacer ejercicios hay que restablecer energías, por lo que es recomendable beber abundante líquido (sobre todo agua) y tomar un desayuno rico en hidratos de carbono (cereales, yogur, frutos secos…)

El ayuno debe planificarse con anticipación para hacerlo de forma correcta. Se puede hacer por la mañana después de 8 horas sin comer, o en la tarde cuando han pasado aproximadamente 5 horas después de su última comida. Estas comidas previas al ejercicio deben aportar una dosis extra de energía (pasta, arroz…).

Hay que tomar en cuenta que cada organismo es diferente, por lo que unas personas serán más tolerantes a este tipo de entrenamiento que otras. Te recomendamos que si deseas ponerlo en práctica, pero tu cuerpo te pide alimento, comete una merienda antes de hacerlo para poder sobrellevar bien el ayuno. Ahora que ya sabes el eterno misterio puedes aprovechar todas sus ventajas, ¡eso sí! tomando las cautelas necesarias para evitar sustos. El ejercicio en ayunas te ayudará a conseguir el cuerpo de tus sueños, y será un empujoncito ideal para rematar la operación bikini. ¿Qué estas esperando?

Fuente: http://www.enfemenino.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *