bajar peso

RECHAZA cirugía gástrica y baja 127 kilos sólo haciendo esto…

La vida de Emma Sealey no era sencilla. Su obesidad -pesaba 190 kilos- le impedía llevar una vida normal, de hecho ni siquiera podía usar un cinturón de seguridad porque el largo de la cinta no alcanzaba a cubrirla.

Por esto, parte de su familia quiso ayudarla y le ofreció costear los gastos de una operación para que se pusiera una banda gástrica, sin embargo, la mujer de 35 años decidió no aceptar y se puso en campaña para adelgazar por su cuenta.

Sealey creía que debido a su peso no lograría llegar a los 40 años, por lo que se tomó las cosas muy en serio y comenzó una nueva vida donde el ejercicio era parte esencial de su rutina. “Yo no había pisado una pesa durante años. Estaba aterrada de lo que iba a decirme. Cuando me di cuenta de lo que pesaba, yo estaba absolutamente disgustada conmigo mismo”, señaló al diario inglés Daily Mail.

Con esto en mente solicitó la asesoría de un médico y comenzó a trabajar en un cambio en su rutina que consistía en eliminar alimentos ricos en grasas y los dulces, reemplazándolos con comidas sanas y naturales, gracias a lo cual logró bajar  aproximadamente 6 kilos por mes.

Sin embargo, su régimen de pérdida de peso cambió todas estas rutinas. Para el desayuno, ella ahora tenía cereal con leche descremada, para el almuerzo que tenía sándwich de atún con pan negro, mientras que para la cena por lo general había pescado hervido y verduras frescas. En lugar de chocolate, comía manzanas, peras, fresas y naranjas.

Excepto la nutrición adecuada, Emma comenzó a entrenar regularmente con un entrenador personal, y ella fue corriendo y en bicicleta cuando el clima era agradable.

Por su puesto, sumó también una rutina de ejercicios diaria que realizaba junto a su novio. “Brian fue asombroso, nunca le importó cómo me veía, sólo estaba preocupado de mi salud”, dijo.

Tras dos años con un nuevo estilo de vida, la mujer perdió 127 kilos, convirtiéndose en un ejemplo de superación. “No estoy de acuerdo con la cirugía de Bypass. Debería existir sólo para los que no pueden hacer ejercicio. Si tienes dos piernas que funcionan y no hay nada malo con tu cuerpo puedes encontrar la forma de mantenerte en forma”, finalizó.

A través de las redes sociales la mujer compartió cada paso de su lucha por bajar de peso, mostrando imágenes de cada paso que daba.

La chica inglesa comenzó a ganar peso luego que un amigo cercano de su infancia muriera de forma repentina. “Estaba devastada” explicó y agregó que usaba la comida como consuelo para su pena, especialmente luego que sus padres decidieran mandarla a un internado. “Tampoco quería volver a casa los fines de semana porque yo era tan infeliz allí”.

Pero a pesar de todo, para la mujer su obesidad era un problema de ella del que necesitaba hacerse cargo por si misma. “Agradezco a quienes querían financiar mi cirugía, pero quería que se concentraran en gastar dinero en personas que realmente lo necesitan”.

Si te gusto déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros

Fuente. oktelocuento.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *