pies

¿Quieres eliminar los callos de los pies?, aquí te ofrecemos algunos consejos,Genial!!

Debido a la constante fricción y la presión, la piel de los pies desarrolla, como medida de defensa, una costra protectora o callosidad que suele aparecer encima de los dedos de los pies, en las articulaciones de las falanges o en forma de engrosamientos en las plantas de los pies, en las manos y los talones es a esto que llamamos  los callos .

Consejos para Eliminar los Callos

A comienzo los callos pueden ser inofensivos, pero a medida que se van haciendo más grandes y gruesos producen molestias y dolor, a tal punto que el solo hecho de calzarse es un sufrimiento.

Existen varios remedios naturales que se pueden llevar a cabo para eliminar los callos, entre ellos los siguientes:

1- Ortiga: Lavar bien los tallos y las flores de ortiga. Luego, procesarlos para obtener su jugo. Aplicarlo sobre los callos varias veces al día, hasta que desaparezcan por completo.

2- Cebolla: Todas las noches antes de acostarse, frotar la zona donde se encuentra el o los callos con media cebolla. Repetir esta operación durante varios días, hasta que el callo desaparezca.

3- Tomate: Triturar el tomate hasta formar una pulpa. Colocar la misma sobre el callo y envolver en un vendaje. Realizar esta operación todas las noches, al cabo de un tiempo se habrá eliminado.

4- Caléndula: Cortar algunas hojas de caléndula y machacarlas hasta formar una especie de pasta. Aplicar esta preparación sobre la zona afectada, fijar con una venda y aplicar el tiempo necesario.

5- Ajo: Partir un diente de ajo por la mitad o cortarlo en láminas. Colocar encima del callo y fijar con una venda o apósito. Hacerlo durante varias noches, hasta que el callo desaparezca.

6- Higo: Utilizar la leche que despide el higo para frotar los callos, transcurrido un tiempo, la misma hará desaparecer por completo los molestos callos.

7- Piedra pómez:  Esto es eficaz solo para los callos chicos o superficiales. Lo mejor es remojar los pies en agua tibia durante un rato y luego proceder a retirar la piel suelta con ayuda de la piedra pómez o de limas para los pies. A continuación, es conveniente usar una crema hidratante para los pies.

Consejos:

Existen algunas cremas, líquidos o aceites que se pueden adquirir en diferentes comercios especializados, que también ayudan a eliminar estas durezas. Pero hay que seguir muy bien las indicaciones de uso, ya que se corre el riesgo de quemar la piel que rodea al callo, debido a que su composición está formulada para la piel dura y no para la fina que los rodea.

Se puede consultar a un especialista de piel, quien podrá quitarlos y aconsejar sobre cómo evitar que vuelvan a aparecer. En algunos casos, hay que someterse a una pequeña cirugía para eliminarlos.

Nunca se debe utilizar ningún elemento cortante o con filo para eliminar los callos o durezas, del pie es una zona que transpira mucho y la cicatrización de cualquier herida es muy lenta y complicada.

Las personas que sufren de diabetes no deben intentar bajo ninguna circunstancia eliminar los callos, ya que podría ocurrir una infección muy peligrosa debido a su patología. Deberán acudir a un podólogo.

FUENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *