1683041b39ee0eabb25adf7a59b3bdeb

Este perro arrastra al padre al agua. Lo que ve flotando allí le deja en shock

Alexander Kenny tiene 2 años y es de Coffs Harbour, Australia. Este niño debe tener un ángel de la guarda extra. ¡Pero esta camina a 4 patas!

La familia al completo está pasando el día en casa de unos amigos de la familia. De pronto, el pequeño cae al agua sin que nadie se percate. El niño pierde la consciencia y empieza a hundirse en el agua. Su querida Staffordshire bull terrier Leala salta al agua e intenta rescatarlo. Al no lograrlo, corre hacia la casa y se pone a ladrar como una loca para llamar la atención de David, el padre de Alexander.


Facebook/Lisa Brockbank

 


Facebook/Lisa Brockbank

 

La perrita lleva al padre al agua, donde ve a su hijo sin vida flotando. Durante 27 minutos intenta revivir a su hijo, hasta que los paramédicos llegan en helicóptero y llevan al pequeño al hospital más cercano, en Brisbane. Allí, Alexander está en coma inducido. «Los médicos nos dijeron que quizás no podríamos llevarnos a nuestro hijo a casa nunca. Y, aunque así fuera, podría sufrir daños cerebrales», recuerda su madre, Linda Brockbank. «Esto es lo peor que puede pasarle a un padre».


Facebook/Lisa Brockbank

Pero, solo 48 horas después, el pequeño luchador deja a todos atónitos. Alexander comienza a respirar por sí solo y despierta del coma inducido! Los médicos no pueden creerse lo rápido que el niño se ha recuperado. «Es un auténtico milagro que se despertara solo tan rápido y que no sufriera daños permanentes», relata su madre. Alexander tuvo la suerte de que su padre lo salvara, y gracias a la rápida actuación de su perrita Leala.


Facebook/Lisa Brockbank

El niño de 2 años ya está de vuelta en casa con su familia, y se recupera maravillosamente. Sin embargo, quien está más feliz es Leala, que ya puede jugar con su mejor amigo de nuevo. «Si no fuera por Leala, ya no tendríamos a nuestro pequeño», asegura la madre de Alexander.

 


Facebook/Lisa Brockbank

Leala es una auténtica heroína de cuatro patas! Gracias a los rápidos instintos de esta bull terrier, este precioso niño se salvó de lo peor. Si la historia de Alexander y Leala también te ha llegado al corazón, compártela con tus amigos! Nuestros mejores amigos caninos han de recibir su recompensa.

Fuente: http://www.nolocreo.com/alexander-kenny/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *