images (1)

Ella le dijo a su abuela que su esposo le era infiel, !sorpréndente! La Respuesta De La Anciana

images (1)

En una visita familiar a su abuela, esta chica contándole de sus problemas, específicamente que su esposo le estaba siendo infiel, le hizo saber a su abuela lo devastada que estaba al punto de darse por vencida, ya que no iba a poder superarlo. Al parecer ella estaba cansada de la vida, ya que de un problema siempre venia otro más grande.

Al escuchar todo esto su abuela la llevo a la cocina, allí llenó tres ollas con agua y las coloco al fuego, colocando en una un huevo, en otra granos de café y en la tercera tiras de zanahoria. Durante un tiempo no dijo ni una palabra.

huevos

 

Minutos después la abuela apago la cocina y sacó cada cosa dentro de las ollas colocándolas en un plato, luego de esto, le preguntó a su nieta que veía, y ella obviamente le respondió: huevo, granos de café y zanahoria.

La abuela la invito a tocar las zanahorias, notando que estaban blandas, luego toco el huevo y al romperlo notó que estaba duro y por ultimo hizo que probara el café, sonriendo mientras probaba el sabor, por lo que la chica se sorprendió y le pregunto a que venía todo eso.

La abuela le dijo que cada una de estas cosas había enfrentado una sola adversidad: el agua hirviendo, sin embargo, las tres actuaron de forma distinta, la zanahoria que llegó dura y tenaz al agua, luego se suavizo y debilito, por otro lado, el huevo que era muy frágil, se endureció en su interior cuando ingreso al agua, y los granos de café fueron realmente únicos, luego de entrar al agua la cambiaron.

Por lo que la abuela al terminar con su explicación le pregunto a su nieta cual era: si el huevo, los granos de café o la zanahoria, cuando la adversidad llega a ella.

Piensa en esto: ¿soy una zanahoria que me creo fuerte pero cuando llega la adversidad me torno débil?, ¿soy un huevo que tenía un corazón suave y maleable pero que con las adversidades cambió?, que como el huevo, tenías carácter con corazón alegre, pero luego de tristezas o desilusiones te volviste rígida,  O si por el contrario ¿eres como los granos de café que cambias el agua aunque esta te cause dolor?, cuando el agua caliente, el café que hay dentro libera su sabor y fragancia, si eres como el café cuando algo esté mal, mejoraras la situación.

La abuela aconsejo a su nieta que sea feliz, para hacerse suave y suficiente a pruebas para que afronte las dificultes con fuerza y se esfuerce siempre en mejorar cada día buscando su felicidad, indicándole además que las personas más felices no son las que tienen más, sino las que le sacan provecho a todo lo que tienen por delante. Además de que ellas olvidan el pasado para ver un futuro mejor y más brillante.

Fuente. http://quecuriosidad.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *