Que-fruta-comer-despues-de-hacer-ejercicio

Que fruta comer después de hacer ejercicio

Que fruta comer después de hacer ejercicio

Cuando se realizan ejercicios dentro de nuestra rutina semanal, una de las fases más importantes, es la fase de recuperación que se genera una vez que la rutina de ejercicio llega a su fin. Dentro de la fase de recuperación, se incluyen pequeños ejercicios de estiramiento, además del consumo de ciertos alimentos para recuperar nuestras energías. Dentro de los alimentos para recuperar nuestras energía, destacan las frutas, sin embargo ¿Qué fruta comer tras la rutina nos ayudara a mejorar nuestra recuperación?

Que fruta comer

La naranja: Dentro del tema de que fruta comer después de que practicamos ejercicios, la naranja puede ayudarnos de múltiples maneras, por ejemplo, además de contar con altos niveles de vitamina C, esta cuenta con potasio en buenas cantidades, nutrientes que le hacen más efectivas en comparación con otras bebidas deportivas generadas para ser utilizadas durante el ejercicio prolongado.

Hay que considerar que el potasio se considera un importante electrolito, el que nos ayuda a restablecer los niveles de líquido en el cuerpo. Aparte del consumo de una naranja, también se puede preparar un jugo con esta fruta. Hay que considerar que el jugo de naranja funciona también como lo hace un batido de proteínas.

Las bananas: Las bananas son altas en las carbohidratos buenos que ser necesitan después de realizar un entrenamiento. Estos tipos de carbohidratos se consideran como de acción rápida, lo que nos ayudará a restaurar nuestro niveles de glucógeno en el organismo, lo que a la vez nos ayuda a reconstruir nuestros músculos dañados. Además, tal como sucede con las naranjas, estas proporcionan un montón de potasio, que es necesario una vez que se termina nuestra rutina de ejercicio.

Piñas: Se puede comentar que las piñas contienen bromelina, que se considera como un antiinflamatorio natural el cual ha demostrado ser capaz de curar contusiones, torceduras e inflamaciones. También son altos en vitamina C, un componente clave en la reparación del tejido.

Kiwi: Los kiwis tienen algo en común con las naranjas y es que cuentan con altos niveles de vitamina C, además de una porción pequeña de potasio. Los kiwi también destacan porque son una excelente fuente de antioxidantes, un componente que nos ayudara a controlar el dolor muscular que se genera por el ejercicio.

Cereza: Cuando buscamos recuperar nuestras energías después de practicar ejercicios, debemos recurrir a un jugo de cereza. Por lo general, este tipo de jugo se dice que es un arsenal de antioxidantes eficaces a la hora de luchar contra el daño muscular.

Las cerezas se dicen que también son buenas para mejorar la vida sexual, independientemente de esto, son los mismos antioxidantes que nos ayudan a mejorar la vida en nuestro dormitorio, que también mejoran nuestra vida a la hora de realizar ejercicios. El consumo de un par de vasos de jugos de cerezas después del ejercicio, nos ayudara a experimentar un menor dolor en músculos, así como un menor pérdida de fuerza.

Dentro del tema de que fruta comer, en el caso de las cerezas, se recomienda su consumo solo por medio de un jugo natural, nunca de jugos concentrados de tiendas, debido a que este tipo de producto comercial, suele eliminar antocianinas y flavonoides beneficiosos para nuestro organismo.

Otras bebidas para consumir después del ejercicio

Más allá de solo analizar que fruta comer después de realizar ejercicio, también podemos analizar otras alternativas, específicamente, algunas bebidas beneficiosas cuando se realiza ejercicio.

Té verde: El té verde genera un impulso de energía cuando más lo necesitamos, además, este es capaz de quemar ciertas calorías simplemente al consumir esta bebida.

Hay que destacar que el té verde contiene potentes antioxidantes que nos ayudan a metabolizar la grasa y combatir de esta manera radicales libres, además, logra controlar el dolor muscular, así como inflamaciones.

Leche con chocolate: Si realizamos un entrenamiento ligero, sin dudas, el agua es todo lo que necesitaremos, sin embargo, cuando se recurre a un entrenamiento más potente, se necesita una bebida con más nutrientes y vitaminas, tal como es la leche con chocolate. Esta bebida, nos entrega carbohidratos y proteínas.

Un simple vaso de leche con chocolate después de practicar nuestra rutina de ejercicio, especialmente cuando se realiza ejercicio moderado, es todo lo que necesitamos para recuperar nuestras energías, a la vez que se protege a nuestros músculos.

 

Fuente. http://www.buenasalud.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *