AAcXIyV

La sorprendente dieta del helado… de vainilla

Parece helado de vainilla... peeroooo...

¿Sabes que dieta me funciona a mi? La dieta del cucurucho, comer poco y… Perdonen ustedes, distinguidos lectores, este arrebato de pésimo gusto. Vamos a hablarles hoy, efectivamente, de una dieta de helado, de ahí el guiño grueso. Pero no vamos a referirnos a la célebre dieta del helado que, en 2007, parecía dispuesta a salvar nuestras vidas, sino de la dieta del helado de vainilla. Más concreta, imposible.

¿En qué consiste? Buena, buenísima pregunta. En realidad, aunque estemos hablando de helado de vainilla, no hay tal helado. ¿¿Qué?? Ya imaginamos vuestra reacción, agarrados al ordenador, tablet o móvil, con los ojos fuera de vuestras cuencas y pensando que os estamos engañando. Lo que llamamos helado de vainilla es, en realidad, cuatro claras batidas a punto de nieve sobre las que espolvoreamos vainilla y a las que añadimos edulcorante. Sí, un fake en toda regla que, tras varias horas en el congelador, parece realmente helado de vainilla.

Lo bueno de esta dieta que también se conoce como dieta de la nieve es que aprovechamos el valor proteínico de las claras de huevo y su bajo contenido calórico para crear un ‘postre’ con el que nos llenaremos el buche cada noche. ¿Durante cuánto tiempo? Pues solo tres días, los tres días que van a cambiar vuestra figura, ya que la pérdida de peso va a ser considerable: más o menos cuatro kilos os vais a quitar. A continuación, va la descripción por cada día.

Primer día

Desayuno

Té negro o café

Media naranja

Una rebanada de pan tostado integral con una fina capa de queso fresco

Almuerzo

Media lata de atún al natural

Una tostada de pan integral

Café negro o té

Merienda

Una manzana

Cena

100 gramos de carne magra

Una taza de judías verdes

Una taza de zanahoria

Una manzana

Una taza de postre de ‘helado de vainilla’

Segundo día

Desayuno

Un huevo (puede ser cocido, a la plancha o en tortilla francesa con muy poco aceite)

Una rebanada de pan tostado integral

Medio plátano

Café negro o té

Almuerzo

Una taza de queso fresco y seis galletas saladas

Merienda

Medio plátano

Cena

Dos salchichas

Una taza de brócoli

Media taza de zanahorias

Medio plátano

Media taza de postre de helado de vainilla

Tercer día

Desayuno

Una manzana

30 gramos de queso cheddar

Cinco galletas saladas

Té negro o café

Almuerzo

Una lata de atún al natural

Una taza de zanahoria

Una taza de coliflor

Una taza de melón

Media taza de postre de helado de vainilla

Merienda

Una manzana

Cena

Un huevo duro

Una rebanada de pan tostado integral

Si seguimos esta dieta a pies juntillas, veremos cómo perdemos peso al cabo de tres días. Eso sí, esta es una dieta hipocalórica por lo que, si volvemos a nuestra rutina anterior al cabo de tres días, es probable que notemos un efecto rebote, por lo que conviene tener en cuenta que los efectos milagrosos requieren de adopción de hábitos saludables…

Fuente. http://www.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *