¿Sabías que una copa de vino es comparable con una hora de ejercicios?

PUBLICIDAD PUBLICIDAD

Muchos se van a asombrar, pero recientes estudios indican que el consumo de vino beneficia, y mucho, los músculos, también mejora la función cardíaca.
Un nuevo estudio de la Universidad de Alberta, indica que los beneficios del consumo del vino tinto consisten en un componente llamado resveratrol, el cual podría aumentar la frecuencia cardiaca y el rendimiento muscular.

Según esta investigación, incluso, el consumo de una copa de vino tinto al día podría tener los mismos efectos en el cuerpo que realizar una hora de ejercicios que te hagan sudar.

Los científicos afirman que una buena dosis del componente resveratrol mejora el rendimiento físico, la función cardíaca y la fuerza muscular.

Por supuesto, el consumo de vino tinto o resveratrol, en combinación con otros alimentos como frutas y nueces, también incrementa el rendimiento de los que realizan ejercicios con frecuencia.

Con este descubrimiento, los investigadores empezarán a experimentar los efectos del resveratrol en personas diabéticas con problemas del corazón, para determinar si puede contribuir a su mejora cardiaca.

Beneficios de tomar vino

Reduce el riesgo de sufrir enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares isquémicos (obstrucción de una arteria del cerebro), así como aterosclerosis (endurecimiento de las arterias).
Por sus contenidos de antioxidantes, ayuda a combatir el colesterol malo y estimula el colesterol bueno.

PUBLICIDAD PUBLICIDAD

Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, a la hora de combatir contra las infecciones o alergias.

Sus altos contenidos de vitaminas y antioxidantes lo convierten en un alimento muy saludable para la piel. Su consumo diario puede ayudar a prevenir apariciones tempranas de signos del envejecimiento.

Tiene un efecto anticoagulante en el organismo, ya que mejora la circulación en la sangre y disminuye las inflamaciones.

Es una fuente significativa de minerales y oligoelementos como: magnesio, cinc, litio, calcio, hierro y potasio.

Reduce el riesgo de la formación de cálculos renales, a la vez que es útil para combatir infecciones urinarias.
Reduce el riesgo de sufrir hipertensión arterial y diabetes.

La salud dental mejora gracias a los antioxidantes naturales que contiene el vino, capaces de desacelerar el crecimiento de la flora bacteriana que se aloja en los dientes y encías.

Por sus contenidos de resveratrol, una copa de vino tinto al día también es buena para conservar la memoria.

El vino tinto también podría ayudar a las personas con Alzhéimer, restando el riesgo de sufrir esta enfermedad – gracias a su efecto antioxidante.

El consumo diario de vino tinto también podría tener una acción anticancerígena en el cuerpo. Según varios estudios, los flavonoides que se encuentran en el vino tinto podrían ser claves en la prevención de cáncer de próstata.

Los antioxidantes presentes en el vino tinto y en las uvas también son efectivos ante enfermedades oculares como la degeneración macular y la retinopatía diabética.

¡Resulta que beber vino tiene numerosos beneficios! Pero ¡OJO!, hay que tomarlo con moderación. Todo lo beneficioso, consumido en exceso, puede ser dañino.

¿Y tú, bebes este preciado líquido a menudo? Cuéntanos en los comentarios abajo, y no olvides preguntar a tus amigos de las redes sociales.

 

Fuente: simplementegenial.cc

PUBLICIDAD PUBLICIDAD
Loading...