Mitos del acné. ¿Podemos prevenirlo?

PUBLICIDAD PUBLICIDAD

Este artículo bien podríamos meterlo en dos categorías diferentes: salud y belleza. Salud porque el acné no deja de ser una enfermedad de la piel y belleza porque al ser un problema tan visual y exterior afecta a un gran número de personas que lo padecen.

Pero hoy venimos a desmontaros algunos mitos que todos hemos creído como ciertos sobre el acné y también os contestamos a una de las preguntas más formuladas sobre este problema: ¿Podemos prevenirlo? ¿Hay algo que nosotros podamos hacer para que no aparezcan tantos granitos? A continuación, os contamos algunos mitos del acné y os respondemos a estas preguntas.

¿Es cierto que…?

A continuación, os vamos a indicar alguna de las preguntas relacionadas con mitos del acné que bien pueden ser ciertas o falsas. Hemos de decir de antemano que hay bastantes más mentiras que verdades sobre este tema:

  • ¿Es cierto que comer chocolate favorece la aparición de acné? ¡FALSO!
  • ¿Es cierto que el sol y el agua de mar eliminan el acné y secan los granos de forma natural? ¡FALSO!
  • ¿Es cierto que las cremas hidratantes son perjudiciales para alguien que sufre acné? ¡FALSO!
  • ¿Es cierto que el acné puede aparecer después de la pubertad? ¡VERDADERO!
  • ¿Es cierto que tocarse la cara contribuye a extender el acné? ¡VERDADERO!
  • ¿Es cierto que el acné se presenta debido a la mala higiene? ¡FALSO!
  • ¿Es cierto que el estrés fomenta la aparición de acné? ¡FALSO!
  • ¿Es cierto que el maquillaje empeora el acné? ¡FALSO!
  • ¿Es cierto que si el flequillo toca la frente favorece la aparición de acné? ¡FALSO!
  • ¿Es cierto que antes de cada menstruación una mujer es más propensa a tener granos? ¡VERDADERO!

¿Cómo podemos prevenir el acné?

PUBLICIDAD PUBLICIDAD

En un principio, lo que es el comienzo de la enfermedad no podemos prevenirla ya que es una condición dermatológica. Pero cuando tenemos los primeros síntomas, sí podemos evitar que aparezca para combatir secuelas difíciles de reparar, como pueden ser las cicatrices profundas, las pigmentaciones o las alteraciones psicológicas.

Zonas donde suele aparecer el acné

A continuación, os vamos a indicar en qué zonas puede aparecer el acné más frecuentemente y con qué problema está relacionado generalmente:

Frente: La aparición de acné en la frente puede estar altamente relacionada con nuestro sistema digestivo. Para prevenir este acné puedes reducir la comida basura y procesada, beber mucha cantidad de agua al día y comer verduras crudas.

Entre las cejas: Si tu acné es frecuente en esta zona, está relacionado con el hígado. Para mejorarlo elimina el alcohol, la comida grasa y los lácteos. Las alergias también suelen aparecer en esta zona.

Alrededor de los ojos: Cualquier acné que salga alrededor de los ojos, también las ojeras, pueden indicar signos de deshidratación. Por ello es recomendable que bebas mucho líquido “sano” (agua, zumos sin azúcares añadidos, etc.).

En la nariz: Si son frecuentes los granos en la zona de la nariz deberías comprobar si todo va bien en tu corazón, sobre todo la presión sanguínea y los niveles de vitamina B.

Mejillas: Si el acné en cambio te sale por la zona de las mejillas lo que te está indicando sobre todo es que te alejes de las bebidas gaseosas, del café y el alcohol.

Barbilla: Tiene que ver con nuestras hormonas. Pueden señalar problemas de estrés o problemas hormonales. En el caso de las mujeres también nos puede indicar se que está ovulando.

Cuello: Si tienes acné por el cuello puede indicar un problema de infección. Puede significar que tu cuerpo está luchando contra bacterias nocivas.
Estos son sólo indicadores de lo que puede estar pasando sobre todo en el caso de producirse brotes de acné. Tanto si empiezas a sufrir de esta enfermedad de la piel como si tienes ya un acné severo, es 100% recomendable acudir a un especialista de la piel que te indique los pasos a seguir. Nadie mejor que un profesional para indicarte lo que hacer en estos casos.

 

Fuente: www.bezzia.com

PUBLICIDAD PUBLICIDAD
Loading...