Queso mascarpone casero. !tan suave, rico y cremoso que no podrás creerlo¡

PUBLICIDAD PUBLICIDAD

Horror… ¿Vas a hacer tiramisú y no tienes mascarpone en la nevera?¿Las tiendas están cerradas? Tranqui, no es ninguna tragedia pues en un momento se puede hacer un mascarpone casero supercremoso. Nada que envidiar al de compra.


Es muy fácil de hacer y se necesitan muy pocos ingredientes y utensilios.
 .
Ingredientes
  • 30 ml de zumo de limón
  • 500 ml de nata para montar (no vale la de cocina). Si es de 35’1 % de materia grasa mucho mejor.
  • Un colador de tela
Preparación
  1. En un bol grande ponemos la nata recién salida del frigorífico y a continuación le echamos el zumo de limón colado.
  2. Es importante respetar las cantidades.
  3. Nada más echar el zumo vemos como cambia la textura. Lo removemos con la cuchara para que se mezclen bien la nata y el zumo. Queda de una consistencia como de nata semimontada.
  4. Lo ponemos en el colador sobre un recipiente profundo (ver foto). El suero cae lentamente, gota a gota.
  5. Tapamos con un film o bolsa de plástico y lo guardamos en la nevera durante unas horas. Lo aconsejable es 24 horas pero yo a las ocho horas ya lo he sacado y lo he guardado en un recipiente.
1. Echamos el zumo a la nata especial para montar y lo mezclamos con la cuchara. Cambia la textura al instante.

2. Lo colamos, con un colador de los de tela es suficiente, aunque yo le puse dos.

PUBLICIDAD PUBLICIDAD
3. Empiezan a caer gotas de suero muy lentamente. Lo tapamos y lo guardamos en la nevera.
4. Al cabo de 8 horas ya había drenado todo este suero.
5. Una vez tenemos la textura deseada lo guardamos tapado en un recipiente en la nevera. Yo pude llenar un tarro entero que tenía de 300g de requesón, o sea que ésta es la cantidad más o menos que se consigue a partir de 500 ml de nata.

6.  Ya podemos utilizar nuestro mascarpone supercremoso para múltiples recetas.

 .
PUBLICIDAD PUBLICIDAD
Loading...