LA FILOSOFÍA DE LOUISE HAY – USTED PUEDE SANAR SU VIDA

PUBLICIDAD PUBLICIDAD

Para las personas que están intentando profundizar en la causa de sus malestares físicos, mentales y emocionales, Louise Hay es uno de los autores más recomendados. Su libro “Usted puede sanar su vida“, es una de las herramientas más sencillas de comprender y aplicar con las que me he encontrado, manteniendo un enfoque completo sobre las causas de los malestares, y siguiendo una guía práctica para alcanzar mayor conocimiento interno.

En esta nota repasaremos algunas de sus herramientas e intenciones, para comprender de qué se trata este material o directamente para comenzar a aplicarlo. Si te interesa el trabajo interno y la toma de consciencia, o si hay diferentes aspectos de tu vida que quieras mejorar, es realmente muy recomendable adquirir una copia de este libro, y volver a él de manera frecuente, como un trabajo a largo plazo.

Ante todo, me amo, me acepto y me apruebo

Uno de los aspectos principales en los que insiste Louise Hay a lo largo de “Usted puede sanar su vida“, es la poca capacidad para darnos el afecto y la aprobación que necesitamos. De alguna manera, no cuestionamos querer aceptación y aprobación de los demás, pero nos escatimamos a nosotros mismos del afecto que necesitamos.

Según la autora (y esto pude corroborarlo por experiencia propia), muchísimos de nuestros malestares provienen de la autocrítica, el autocastigo, nuestra incapacidad para querernos y tratarnos bien. Hay personas que no son capaces de mirarse en el espejo sin sentir asco o rechazo, que lo único que ven cuando se miran es lo que les parece que está mal o lo que no les gusta, pero que nunca se miran para apreciarse, y aprovechar la oportunidad para decirse lo magníficos que son, y lo mucho que se aman a sí mismos.

Esto puede manifestarse de muchas maneras en diferentes aspectos de nuestra vida. Desde el sobrepeso, pasando por la falta de éxito, la escasez, la enfermedad, los conflictos familiares y las relaciones de pareja patológicas, todos estos desequilibrios pueden provenir de la incapacidad para darse afecto.

Una excelente y sencillísima manera de comenzar a hacer este ejercicio, es diciéndose constantemente a lo largo del día “Me amo, me acepto y me apruebo“. La idea es aplicarlo a lo largo de todo el día, repitiéndolo una y otra vez, pero especialmente en esos momentos en los que tendemos a juzgarnos o criticarnos, reemplazar esa línea de pensamiento por “Me amo, me acepto y me apruebo“.

Otra manera muy sencilla de entender pero no tan fácil de aplicar para muchas personas es el ejercicio del espejo. Es muy saludable amigarse con nuestra imagen en el espejo y decirnos todas las cosas que cualquier persona se merece escuchar “Te amo, eres maravilloso, te mereces todo lo bueno en la vida, eres profundamente amado, no tienes nada que temer, todo está perfectamente bien, eres fuerte, puedes lidiar con cualquier cosa que te suceda, tienes todas las capacidades que puedas necesitar para lograr lo que te propones“.

Éstos son sólo ejemplos, el trabajo con el espejo da increíbles resultados, pero muchísimas personas no están dispuestas a amigarse con su propia imagen, prefieren romper el espejo o salir corriendo antes de decirse algo positivo a sí mismos (especialmente mirándose a los ojos). Este trabajo toma tiempo y paciencia, pero puede cambiar rotundamente la manera en la que nos percibimos.

Dejando ir las creencias

usted-puede-sanar-su-vida-louise-hay-libro

Portada del libro “Usted puede sanar su vida”

Otra parte muy importante del libro es la reestructuración de las creencias. Nuestro pasado está plagado de momentos que moldearon nuestro sistema de creencias, como experiencias desagradables, el ejemplo de nuestros padres, lo que nos decían las figuras de autoridad y lo que está “bien visto” o no por la sociedad.

PUBLICIDAD PUBLICIDAD

Louise Hay cuenta de su propia experiencia que de niña quería ser bailarina, pero una profesora suya le dijo que eso nunca sucedería, porque era muy alta. La niña se dejó marcar por esta opinión y dejó ir su sueño de ser una bailarina, dándose cuenta muchos años después de cómo esta creencia había afectado sus decisiones de vida. Al tomar consciencia pudo finalmente sanar y perdonar, dejándola ir para liberarse de sus limitaciones.

¿Cuántas creencias absurdas llevamos todos en nuestro interior debido a experiencias sin sanar del pasado? ¿Cómo hemos dejado que estas limitaciones moldeen nuestra vida presente? La buena noticia es que de la misma manera que hemos construido esas creencias, podemos dejarlas ir y construir nuevas, para funcionar en base a nuevos y mejores paradigmas, que se ajusten a nuestra realidad actual.

Ya no necesitamos seguir creyendo lo mismo que creímos toda nuestra vida, todos podemos liberarnos, pero para lograr esto debemos estar dispuestos a dejar ir. Para poder cambiar debemos dejar ir lo viejo, lo que creíamos cierto, lo que pensamos que nos definía, lo que pensábamos que éramos o que era correcto. Debemos dejar ir lo viejo para construir algo nuevo.

El uso de afirmaciones

Como en definitiva nuestras creencias estructurantes se traducen en pensamientos que energizamos constantemente con nuestra emoción y nuestra atención, la propuesta de Louise Hay en “Usted puede sanar su vida“, es la utilización de afirmaciones diferentes, que definan un nuevo paradigma de vida.

Por ejemplo, en lugar de estar constantemente pensando y energizando la creencia de “soy un inútil, no sirvo para nada“, podemos comenzar a energizar la creencia de que “soy una persona capaz y tengo mucho para dar“. La idea es dar un verdadero lugar a esta creencia, y aceptar que puede ser posible, porque si utilizamos una afirmación e inmediatamente la contrarrestamos con su opuesto, entonces no habremos avanzado nada.

Repetiremos la afirmación nueva una y otra vez hasta que hayamos olvidado a la afirmación vieja, seremos perseverantes en el trabajo sin importar las circunstancias y haremos este trabajo porque realmente creemos que es lo mejor para nosotros.

Las enfermedades tienen su origen en nuestro interior

sana-tu-cuerpo-louise-hay-libro

Portada del Libro “Sana tu cuerpo”

Como muchas otras ramas de la sanación han podido corroborar a lo largo de los años, nuestros malestares físicos tienen su origen en una actitud, experiencia, emoción o creencia sin sanar que existe en nuestro interior. Sostenemos actitudes perjudiciales para nuestro equilibrio emocional durante tanto tiempo que es nuestro cuerpo el que paga las consecuencias.

Las enfermedades no son un mal, sino un sistema de alarma que nos ayuda a advertir qué es lo que nos está perjudicando en nuestra actitud de vida o en nuestro comportamiento. Cuando corregimos lo que está en desequilibrio en nuestro interior, nuestro cuerpo nos seguirá inevitablemente hacia el estado de equilibrio.

En “Usted puede sanar su vida“, Louise Hay da ejemplos para trabajar con diversas afirmaciones para multitud de síntomas físicos. Hay un capítulo que habla específicamente de las somatizaciones corporales, y cómo se relacionan con diferentes paradigmas de percepción. Al final del capítulo se encuentra una tabla extraída del libro “Sana tu cuerpo” publicado previamente por la misma autora, en la que cita uno por uno los síntomas físicos, con la causa actitudinal que lo ocasiona, y una afirmación para el trabajo de sanación.

Si has descubierto que te interesa el trabajo con estas técnicas, es muy recomendable que adquieras una copia del libro, ya que es una herramienta que nunca pasará de moda. Sólo se requiere estar dispuestos a ver las cosas de manera diferente.

 

Fuente: https://despertaralser.net

PUBLICIDAD PUBLICIDAD
Loading...