Sabías que la YEMA DE HUEVO puede ayudar a curar a tiroides?. Es solo hacer esto!!

PUBLICIDAD PUBLICIDAD

Si bien es pequeña, la glándula tiroides regula el metabolismo, una de las funciones más importantes del organismo. Por ejemplo, si la tiroides está poco activa, nuestro pulso disminuye, así como también el nivel de energías y la cantidad de calorías quemadas por el ejercicio o las actividades.

Esta patología es más frecuente en las mujeres que en los hombres, sobre todo después de los 60 años. Pero atención, que cada vez se están registrando más casos de mujeres de 30 años con hipotiroidismo, el tipo más común (cuando la tiroides está poco activa). Es preciso realizarse un estudio clínico si existen antecedentes familiares. A nivel mundial, la causa de “las tiroides” (como se conoce popularmente) tiene que ver con una deficiencia en yodo.

Síntomas del hipotiroidismo

  • Aumento de peso sin explicación.
  • Rostro hinchado o pálido.
  • Dolores musculares.
  • Voz ronca.
  • Piel seca.
  • Períodos menstruales con mucho sangrado.
  • Problemas en las articulaciones.

En el caso de que el paciente tenga hipertiroidismo, es decir, que su tiroides está más activa que lo normal, producirá más cantidad de hormonas T3 y T4. Esto acelera varios procesos del cuerpo.

Síntomas del hipertiroidismo

  • Cambios en el apetito.
  • Sudoración.
  • Caída del cabello.
  • Problemas de fertilidad.
  • Dificultad para dormir.

Lista de remedios caseros para a tiroides

PUBLICIDAD PUBLICIDAD

Aceite de pescado: el aceite de pescado es rico en yodo (el cual es uno de los nutrientes que faltan en las personas que sufren de problemas de tiroides), por lo tanto este producto se convierte en un remedio natural para controlar el hipertiroidismo o el hipotiroidismo. El aceite de pescado de sardina, atún y salmón son los más indicados, pudiendo ser consumidos en capsulas o bien en la ingesta de los alimentos en las comidas.

Algas marinas: las algas marinas son un remedio natural excelente para combatir el descontrol de la tiroides en el organismo, pues contiene una gran cantidad de yodo y selenio, que ayudan en la formación de hormonas. Sin embargo, el componente no puede ser consumido en exceso, pues tiene gran cantidad de yodo, lo que puede provocar enfermedades como hipertensión arterial.

Yema de huevo: la yema de huevo posee una gran cantidad de yodo y carotenoides, los cuales son nutrientes fundamentales para mantener la producción de hormonas para la tiroides. De esta forma, es recomendable consumir huevos diariamente.

Naranja: la vitamina C y los carotenoides son fundamentales para ayudar en el buen funcionamiento de la tiroides.

Estas informaciones son meramente informativas, recuerda siempre visitar y consultar con tu doctor si padeces de estos problemas.

Fuente: curasnaturales

PUBLICIDAD PUBLICIDAD
Loading...