Soufflé de queso y bacon ¡Riquisimo!

PUBLICIDAD PUBLICIDAD
¡Hoy toca nuevo reto del Desafío en la cocina! Este mes con la propuesta no hemos ido directamente a Francia ya que la receta debía ser una de las recetas francesas más conocidas ¡El soufflé!
Unos pastelitos salados alabados por su aireada textura y odiados por mucho cocineros por su supuesta complejidad. Y digo “supuesta” porque me ha sorprendido lo facilidad para prepararlo.
No es más que una bechamel a la cual se le añade el ingrediente principal, en este caso queso, y claras montadas. Esta masa al hornearse sube y se hincha consiguiendo una presentación espectacular. Eso si, una vez fuera del horno en pocos minutos se baja por lo que es recomendable
¡Vamos a por la receta!

Ingredientes

Para 2 personas

150ml de leche
25gr de harina
50gr de bacon
100gr de queso rallado (el que más te guste)
2 huevos
1 cucharadita de mantequilla
Sal y pimienta

Souffle de queso y bacon

Cómo preparar los soufflé de queso y bacon

1.- Comenzamos separando las claras de las yemas.

PUBLICIDAD PUBLICIDAD

2.- En una sartén sin aceite pondremos el bacon a fuego medio hasta que quede dorado y lo retiraremos

3.- Continuamos preparando la bechamel que será la base de esta receta. En una sartén calentamos la mantequilla hasta que se derrita. Cuando la mantequilla esté caliente añadimos la harina y removemos sin parar hasta que se hayan mezclado bien

4.- Añadimos la leche templada y batimos mientras cocemos la mezcla hasta que quede una crema espesa y sin grumos. Añadiremos sal, pimienta, el queso rallado y el bacon, mezclaremos hasta que se funda el queso.

5.- Apartamos la bechamel del fuego y añadimos las yemas de huevo, Dejamos que temple la salsa

6.- En un bol limpio y seco batimos las claras hasta que monten a punto de nieve. Poco a poco y con movimientos envolventes y suaves añadimos la bechamel hasta que quede todo integrado.

Souffle de queso y bacon

7.-Untamos los moldes, en este caso dos mini cocottes, con mantequilla y vertemos la mezcla hasta, como máximo, 2/3 del volumen. Tenemos que tener cuidado de no pasarnos ya que crecerá bastante en el horno.

8.- Horneamos a 170ºC durante unos 25-30 minutos hasta que la masa haya subido y tenga un tono dorado por la parte superior. Es muy importante no abrir el horno durante la cocción de lo contrario se desinflará la masa.

9.- Los servimos recién salida del horno, bien calientes y suflados. En uno minutos los suffles se desinflarán, es normal, de todas formas seguirán manteniendo una textura y un sabor deliciosos.

Fuente: http://www.cuuking.com
PUBLICIDAD PUBLICIDAD
Loading...