8 grasas que puedes comer sin riesgos de salud

PUBLICIDAD PUBLICIDAD

Las grasas tienen pésima reputación, pero últimamente el mundo de la salud está aprendiendo a ver con otros ojos los alimentos grasos.

Así se esta comenzando a sugerir su consumo de forma moderada.

El hecho es que la grasa no es mala. Ni cerca!

Necesitamos grasa para sobrevivir y llevar una vida saludable.

Sin embargo, la gracia es que no todas las grasas son iguales, hay que aprender a diferenciarlas.

Algunas, como las famosas grasas saturadas, producidas por el hombre son insalubres. Otras, como la grasa monoinsaturada, son muy, muy saludables.

Te invito a que continúes con la lectura para que conozcas las grasas que puedes consumir sin riesgo para tu salud.

alimentos más ricos en grasas saludables

  1. Nueces: Tal y como otros frutos secos, son ricas en grasas monoinsaturadas saludables.
    Incluso son una gran fuente vegana de ácidos grasos omega-3.

    Y, este tipo de grasa no tiene porque añadir gordura extra en tu cuerpo.

    Las nueces en realidad han demostrado reducir los síntomas delsíndrome metabólico si se comen a diario e incluso ayudan a tratar ladiabetes tipo 2.

    grasas

  2. linaza: las semillas de lino son una de las fuentes vegetarianas más saludables de ácidos grasos omega-3 del planeta.También son una de las mejores fuentes de una gran variedad de antioxidantes.

    Entre ellos los lignanos, que ayudan a reducir la inflamación y pueden incluso minimzar el riesgo de cáncer de mama.

    Las semillas de lino contienen más antioxidante polifenol que las bayas frescas, una de las razones por las cuales se recomienda el consumo de las bayas.

    Incluirlas en la dieta es tan sencillo como agregar semillas de linaza molida a las recetas de pan, panecillos y galletas.

    Puedes también regarlas encima de tostadas y cereales, así como en batidos y ensaladas.
    grasas

    Tienen una cáscara muy dura, que impide el acceso de las enzimas digestivas a sus propiedades benéficas.

    No puedes agregar las semillas directamente, ya que su beneficio sería nulo, obligatoriamente hay que triturarlas.

  3. Tofu: Contiene más del 25% de los requerimientos diarios de ácidos grasos omega-3 y sus grasas poco saludables son mínimas.Pero los beneficios del tofu tienen más que ver con lo que sustituye: Productos de origen animal.

    Carne, productos lácteos son conocidos por su riqueza en grasas poco saludables, en comparación, el tofu es muy bajo.

    Desgraciadamente, el tofu debe ser procesado de forma artesanal, un proceso que dura 5 años.

    Dicho proceso permite eliminar ciertas sustancias tóxicas de la soja. En occidente, el proceso de producción de soja tan solo lleva de 6 a 8 meses.

    O sea que las toxinas no se eliminan, de ahí que, una de dos, o compras tofu autentico, es decir, japones o mejor no lo consumas.

    El tofu procesado a la usanza occidental, te provocará más mal que bien.

  4. Aguacates: Son famosos por su gran contenido grasiento — en el buen sentido!
    grasas

    Son ricos en grasa monoinsaturada y por supuesto contienen no solo ácidos grasos omega-3 sino que también omega-6.

     

    Los aguacates pueden ayudar a regular y mejorar el funcionamiento de tu sistema cardiovascular.

    PUBLICIDAD PUBLICIDAD

    También son una excelente fuente de carotenoides, que fortalecen la salud ocular y previenen enfermedades.

    La grasa de esta fruta realmente ayuda al cuerpo a absorber mejor los nutrientes esenciales.

  5. Aceite de oliva: Es la razón por la cual la dieta mediterránea es tan saludable y mucha de su fama tiene que ver con uno de los mayores alimentos básicos de la región, el aceite de oliva.La mayoría de la grasa de aceite de oliva es el ácido oleico, una grasa monoinsaturada ultra saludable.
  6. Semillas de Chia: Tienen un contenido sumamente elevado de grasas saludables, fibra, proteínas y antioxidantes.

    Su concentración de ácidos grasos omega-3, la avalan como la principal fuente vegetal de ácidos grasos esenciales.

    grasas

  7. Mantequilla de cacahuete: EL cacahuete y su mantequilla contienen mucha grasa monoinsaturada.

    Del tipo saludable de grasa que se ha vinculado en varios estudios con un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

    La mantequilla de cacahuete es un gran aperitivo con frutas frescas y vegetales, tostadas y mucho más.

    El problema con dicha grasa es que al ser un producto industrializado, trae químicos y en cantidades industriales, redundando

    Entonces, lo mejor es procesar uno mismo su mantequilla, digamos para un máximo de tres días, a partir del tercer día se vuelve rancia y ya sabes los problemas que causa comer alimentos rancios.

  8. Aceitunas: Como el aceite de oliva, las aceitunas son ricas en el saludable ácido oleico, el ácido graso monoinsaturado que fortalece la salud del corazón y reduce la presión arterial.
    También contienen una rica variedad de antioxidantes, incluyendo algunos no se encuentran en ningún otro alimento común.

    Uno de estos antioxidantes es el hidroxitirosol, que demostrado ayudar a proteger de daños al cerebro.
    grasas

    Esto es particularmente importante para las personas con enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia.

    Se especula que las tasas tan bajas de enfermedad de Alzheimer entre las personas en la cuenca mediterránea está correlacionada con el consumo de aceite de oliva, por ende de las aceitunas.

Comer grasa puede ser saludable para el corazón si elijes la correcta.

El problema deriva de que eliminamos la grasa para reemplazarla con con carbohidratos refinados, perdiendo el beneficio que podríamos obtener de las grasas saludables.

Peor aún, nos atiborramos de carbohidratos refinados, como pan blanco por ejemplo, aumentando los niveles de triglicéridos, causando daños al corazón y a los vasos sanguíneos.

A pesar de la intensa propaganda contra la grasa no siempre es la mala en la guerra del sobrepeso.

Las grasas malas, como las trans y las saturadas, son culpables del aumento de peso y de la obstrucción arterial, por mencionar unas pocas.

Las buenas, ya sean monoinsaturadas o poliinsaturadas, del tipo omega-3 tienen el efecto contrario.

De hecho, juegan un papel fundamental en ayudar a gestionar el estado anímico, mantener la lucidez mental y el vigor físico, hasta en el control del peso.

La respuesta es simple, no eliminar la grasa, aprender a tomar decisiones saludables y fortalecer la salud y el bienestar, al sustituir las malas por las grasas buenas.

Fuente: http://temassobresalud.com/grasas-salud/

PUBLICIDAD PUBLICIDAD
Loading...